textos

Textos teatrales

He trabajado durante largo tiempo con alumnos de 6 a 18 años. He escrito muchas obras de teatro que hemos ido montando a lo largo de toda esta etapa. Todas tienen una fuerte crítica social como la educación de los niños y niñas, el respeto por la naturaleza, etc. No me gusta pensar que estos textos, que han gustado tanto al público, se queden encerrados en mi ordenador para siempre. Por eso, quiero compartirlos con vosotros, para que podáis volver a montarlos con vuestros alumnos. Lo único que os pido es que me mencionéis como autora.

Os dejo una breve sinopsis de cada una de ellas, y al final de la página, encontraréis un pequeño fragmento. Si os interesan, pulsad el botón: “Adquirir obra”, y os envío el texto completo.

Concierto desafinado o el Laboratorio de la doctora Phibes

Sinopsis: La doctora Phibes creó al ser humano y se le fue de las manos, también creó a los súper héroes y se quedaron anticuados. Ahora, ha vuelto a hacerlo, ha creado a una niña para salvar al mundo, la última oportunidad, con miedo, mucho miedo. ¿Habrá alguna esperanza?

Personajes: + de 15 personajes

Páginas: 19

Eco X Sistema

Sinopsis: Una niña y un niño jugando a un juego virtual. Ella está en escena y se comunica con él por un mini teléfono que lleva en su muñeca. Un bosque en peligro. Dos hombres enfrentados, uno porque quiere salvar el bosque y otro porque lo quiere quemar. Los niños caen en la mentira del empresario que quiere acabar con la naturaleza. ¿Podrán pasar la última fase del juego, o se quedarán atrapados para siempre? Sólo bastará la ayuda de los otros niños, los del otro lado, los que aguardan en el patio de butacas.

Personajes: 4

Páginas: 17

¿Por qué?

Sinopsis: Dos adolescentes se plantean todos los porqués de la vida, sin, evidentemente, llegar a ninguna conclusión.

Es un diálogo corto surrealista, al estilo de Harold Pinter.

Personajes: 2

Páginas: 7

Sin más que añadir

Sinopsis: Una chica que empieza estudiar en la
Universidad. Su padre le ofrece un piso a cambio de que haga las cosas con cabeza. Ella pone un anuncio en el periódico… y empiezan a venir. ¿Podrá controlar la locura que se le viene encima?

Personajes: 18

Páginas: 41

Fragmentos de las obras para previsualizar

Concierto desafinado
Eco X sistema
¿Por qué?
Sin más que añadir
Concierto desafinado

(Suena El tema principal de, El jovencito Frankestein, con truenos incorporados.)

(Salen a escena las señoritas Desbaker y Desjaker patinando, comiendo chicle y haciendo pompas. Después de varias vueltas, la señorita Deskaker se dirige al público.)

SEÑORITA DESBAKER: ¿Cómo están ustedes? La señora de allí arriba opina que no sería correcto presentarles esta obra sin hacerles antes una advertencia. Estamos a punto de contar la historia de la doctora Phibes...

(Suena un gran trueno.)

ALGUIEN DE DENTRO GRITARÁ: ¡¡Pero si esa es la historia del Dr. Frankenstein!! ¡Flipá!

OTRO: ¡Como si fuéramos tontos! (Se escuchan risas desde bambalinas.)

SEÑORITA DESJOKER: (Corrigiendo.) ¡Doctora Phibes! ...que quiso crear a una niña a su imagen y semejanza para salvar al mundo. Una de las historias más inquietantes jamás contadas pues plantea la dicotomía entre… padres e hijos. (Suena un gran trueno.)

(Aparece el espectador incógnita con mucha urgencia y se coloca al lado de la señorita Desbaker levantando la mano. Desbaker lo mira con desprecio.)

SEÑORITA DESBAKER: ¿Es esa la clave de este destino nuestro? Del destino del ser humano, me refiero. Estos continuos enfrentamientos entre hombres y mujeres, padres e hijos, guerras, conflictos, ansia de poder, influensers, (Suspira.) Este mundo patas arriba que nos ha tocado vivir...

(El espectador incógnita insiste, necesita hablar, hacer algún comentario o incluso preguntar.)

SEÑORITA DESBAKER: (Molesta.) ¿Qué?

EL ESPECTADOR INCÓGNITA: ¿Dicotomía? ¿Qué quiere decir, exactamente, Dicotomía?

(La señorita Desbaker lo mira muy enfadada.)

SEÑORITA DESBAKER Y SEÑORITA DESJOKER: ¡Igor! ¡Igor!

EL ESPECTADOR INCÓGNITA: (Histérica.) Yo necesito saber qué es lo que significa exactamente esa palabra porque si no ya no puedo seguir el hilo de lo que está pasando, porque imagínese si ahora empezamos con una palabrica así y pierdo el hilo pues me quedo yo sin saber de qué va todo esto, así que imagínese si yo me pierdo la historia qué le digo yo luego a mi madre cuando llegue a mi casa... me pregunte: ¿de qué iba la historia? Y yo no sepa contestarle y me diga: ¿pa eso te vas por ahí a esos sitios? Qué te enseñarán a ti, y me pone la cabeza que no se imagina usted...

IGOR: (Saliendo rápido con chepa y todo.) ¿Sí, señorita Desbaker?

SEÑORITA DESBAKER: Busca rápido en tu móvil la palabra DICOTOMÍA a ver qué pone exactamente para explicárselo a esta cateta y que se vaya. (La buscan.)

Eco X sistema

(Nos encontramos en una estancia llena de cartón. Se escuchan unas interferencias. De pronto, unas cajas de cartón comienzan a moverse. De entre las cajas sale una niña. Mira a su alrededor, está asustada. Explora el espacio y le impresiona todo cuanto ve a su alrededor. De pronto, comienza a hablar con un extraño reloj que lleva en su muñeca.)

EGON: ¡Etan! ¡Etan! ¡Por favor, contesta! ¿Estás ahí?

(Se escuchan las interferencias.)

EGON: ¡Etan, no me dejes sola ahora!

(En las interferencias advertimos la voz entrecortada de Etan. Al principio no se le entiende nada, hasta que...)

ETAN: Egon... ¿me escuchas? ¿Egon?

EGON: Sí, estoy en un mundo lleno de cartón. Tendrías que verlo. Hasta yo soy de cartón.

ETAN: Sí, estamos en la 2ª fase del juego, por fin. Ten mucho cuidado porque ahora todo se complica, Egon. ¿Puedes moverte bien?

EGON: Es algo complicado pero estoy empezando a acostumbrarme.

ETAN: O.K. Ahora tendrás que investigar el espacio. Cualquier cosa puede sernos útil.

Próximo objetivo: Encontrar una muñeca, tipo marioneta. Cuando la tengamos, deberás accionar su mecanismo. De esta manera, podremos continuar...

EGON: (Que ya está buscando por el espacio.) Supongo que también será de cartón... Etan, aquí no hay ninguna muñeca. Sólo hay cartón por todas partes.

ETAN: Egon, ¿ves esos tubos que cuelgan?

EGON: (Los localiza.) ¡Sí!

ETAN: Busca por ahí.

(Egon la ve escondida entre los tubos y ve una cuerda finita.)

EGON: ¡Ya la veo!

ETAN: Intenta cogerla.

EGON: Eso hago, pero no puedo.

ETAN: ¿Ves una cuerdecita que pende?

EGON: ¡Sí!

¿Por qué?

José Luís: ¿Tienes fuego?

Manuel: Aquí no.

José Luís: ¡Joder cómo está el tiempo!

Manuel: ¡Ay que ver!

José Luís: Estudiar se está poniendo cada vez más difícil.

Manuel: Cada vez.

José Luís: Y siempre las mismas asignaturas.

Manuel: Las mismas.

José luís: ¿Por qué no baja el precio de la cerveza?

Manuel: A saber.

José Luís: Si no fuéramos tan jóvenes.

Manuel: Si no fuéramos.

José Luís: Mi padre no quiere comprarme la moto.

Manuel: Ni a mí.

José Luís: Siempre están igual.

Manuel: Ya.

José Luís: Si no fuera por lo que es...

Manuel: ¿Verdad?

José Luís: ¿Y qué es?

Manuel: No lo sé.

José Luís: ¿Por qué no lo sabemos?

Manuel: No importa.

José Luís: Es verdad, total para lo que nos iba a servir.

Manuel. ¿El qué?

José Luís: Pues todo eso.

Manuel: ¡Ah!

José Luís: Si nos subieran la paga.

Sin más que añadir

ACTO PRIMERO

BETSABÉ: ¿Qué se siente cuándo se es libre? Mañana comienza una nueva vida.

MARIANA: ¿A qué hora empiezas mañana?

BETSABÉ: Creo que a las ocho, pero iré más tarde. No tengo ganas de madrugar. Eso va a ser lo peor de todo, el horario. ¿Por qué no pueden empezar las clases más tarde?

(Gesto de contrariedad de Mariana.)

Entonces qué, ¿te gusta?

MARIANA: Sí, no está mal.

BETSABÉ: Pues mi trabajo me costó. Muchas veces pienso que mi padre lleva razón.

MARIANA: ¿En qué?

BETSABÉ: En todo, o en casi todo; bueno, en algunas cosas, o en nada… no lo sé.

MARIANA: A ver si te aclaras.

BETSABÉ: Mi padre tenía intención de alquilarlo, pero no a mí. ¿Y sabes por qué?

Porque todavía piensa que no sé cuidar de mí. Piensa que soy una irresponsable con la cabeza llena de grillos. ¿Y a que no sabes lo que pretendía? Que estudiara toda la carrera interna en un colegio mayor. Y la semana pasada me dice que ha recapacitado y que merezco toda su confianza. ¿Qué pasó por su cabeza? No tengo ni idea. Parece que por fin ha reconocido que su hija es responsable, organizada, seria…

MARIANA: Pues más vale que des buen ejemplo.

BETSABÉ: Descuida que lo daré. Vaya que si lo daré. Por cierto, espero que llame gente para completar el piso. Ayer inundé de carteles toda la Facultad.

MARIANA: Ya llamaran, no te preocupes. La verdad es que este piso está tan vacío, acostumbrada al ambiente que había en casa.

BETSABÉ: Pues si esa es tu preocupación, descuida que ya procuraremos ambientar el piso. Ya verás como aquí no va a faltar vida.

MARIANA: No te pases, recuerda que tu padre ha confiado en ti. No sería justo.

BETSABÉ: Mariana, mi padre no se va a enterar. ¿O es que acaso se lo vas a contar tú?

MARIANA: ¿Por qué no?

BETSABÉ: Porque no lo conoces y porque está en Madrid y nosotras estamos en Granada. (Se ríe) ¡Ay, voy a hacer todo lo que no he podido hacer antes, de lo contrario me convertiré en una tía amargada, sin ilusiones, frustrada, gris, como los hombres grises de Momo…

MARIANA: Si yo fuera tu padre, no te hubiera dejado el piso… ni en broma.

BETSABÉ: Querida Mariana, oye bien esto que te voy a decir; es un consejo que me dieron hace algunos años: disfruta al máximo tu juventud porque es tan efímera que vuela, vuela y desaparece, y ya nuca más regresa. Qué corta es la juventud, divino tesoro, te vas para nunca más volver, cuando quiero llorar no lloro y a veces, lloro sin querer…

MARIANA: Estás como un cencerro…

(Suena el timbre de la puerta.)

BETSABÉ: Mis carteles…

SANTIAGO: Hola, somos los vecinos del B…

Volver a la página principal